Limpieza de Cutis: Cómo se hace y con qué frecuencia

limpieza de cutis
Una piel luminosa, tersa y de aspecto joven es lo que todos queremos, pero el primer paso para lograrlo es que nuestra piel esté limpia. Existen miles de factores como la contaminación del medio ambiente, que obstruyen los poros y junto con otros factores, como la excesiva producción de sebo, pueden provocar espinillas y puntos negros. Además una piel sin impurezas facilita la absorción de todos los productos que le apliquemos en cuanto hidratación y humectación, no así una que esté con los poros obstruidos por la suciedad.
¿Cómo se producen los puntos negros?
Las glándulas sebáceas producen una sustancia grasosa llamada sebo, que se vacía en la superficie de la piel a través de los orificios de los denominados folículos polisebáceos. La excesiva producción de sebo determina que una piel se grasa. Muchas veces este sebo junto con bacterias y células taponan el orificio de desembocadura de la piel, se van acumulando en los poros y forman los comedones abiertos y cerrados (puntos negros o granitos). El color oscuro del comedón abierto no tiene que ver con la falta de higiene, es consecuencia del depósito del pigmento de nuestra piel llamado melanina.
Antes de pensar en realizar periódicamente limpiezas de cutis para solucionar este problema, hay que tener en cuenta que la limpieza diaria de tu piel juega un rol fundamental. Debes limpiar tu piel dos veces al día, en la mañana y en la noche usando los productos adecuados para tu tipo de piel. Por ejemplo si tu piel es seca, debes usar leche desmaquillante, pero si es grasa, prefiere los productos en gel.
Limpieza de cutis profesional
La extracción de los comedones debe realizarla un profesional, ya que la presión con las uñas puede producir la rotura del folículo, lo que puede generar a su vez inflamación y en algunos casos cicatrices faciales posteriores.
Es importante realizar la Limpieza de Cutis profesional previo a cualquier procedimiento dermatológico facial, para que la piel esté preparada y no obstruya el paso de los productos.
Protocolo para una limpieza de cutis profunda
1. Limpieza con leche/gel dependiendo tipo de piel seca/grasa
2. Tonificar con un tónico adecuado al tipo de piel
3. Vapozono (vapor para abrir los poros)
4. Aplicar loción ablanda comedones
5. Limpieza y Desincrustación (extracción de comedones)
6. Brossage (exfoliación)
7. Ultrasonido Facial (desinflama)
8. Alta frecuencia: (bactericida, oxigena los tejidos y desinflama)
9. Iontoforesis: en el caso de aplicar ampolla ionizable (facilitar penetración)
10. Nutrición e Hidratación
11. Masaje Facial (drenaje facial)
Los productos aplicados dependerán del tipo de piel de la persona.
Frecuencia:
  • Piel seca: apenas tiene impurezas, suele ser tirante y tiende a la formación de escamas y arrugas. Los poros en general son poco perceptibles, la superficie de la piel luce opaca y está deshidratada. Frecuencia: 1 vez al mes
  • Piel grasa: se caracteriza por poros grandes y abiertos. La piel es gruesa, su superficie es húmeda y presenta una buena hidratación. Frecuencia: 2 veces al mes
  • Piel mixta: suele ser grasa en la zona “T” del rostro mientras en los pómulos es áspera y tirante. Frecuencia: según indicación 1 o 2 veces al mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Content Protector Engineered By Vel Tech
Paste your AdWords Remarketing code here
Menu Title