Cómo aplicar la base de maquillaje

 base maquillaje

10 Consejos para saber cómo aplicar la base de maquillaje de manera correcta:

  1. Lo primero es tener la piel limpia, para que el resultado sea parejo. La aplicación de tónicos también es importante, sobre todo para pieles grasas, ya que un tónico astringente puede ayudarte mucho a disminuir el exceso de brillo y cerrar los poros.
  2. Hidrata tu piel con una crema adecuada a tu tipo de piel. Evita las cremas nutritivas muy densas, prefiere hidratantes ligeros.
  3. Si utilizas pinceles o brochas para aplicar tu base de maquillaje, asegúrate que utilizas el adecuado. Existen en el mercado muchas opciones de brochas y pinceles, elige el que más te acomode y cuídalos de la manera correcta.
  4. Maquíllate con la luz adecuada: si tu maquillaje es para el día, aplica tu base con luz de día, si tu maquillaje es para la noche, maquíllate con luz artificial. Para maquillaje de noche, busca la luz directa para evitar las sombras y usa el espejo a una distancia suficiente para identificar las zonas oscuras.
  5. La base de maquillaje debe ser aplicada de a poco, extendiendo bien y mezclando. Muchas mujeres cometen el error de aplicar grande cantidades de base o bases muy densas para esconder manchas o brillos, finalmente el resultado es peor y se destaca aún más la zona afectada.
  6. Preocúpate de depositar la base en la piel, no arrastrarla ni frotarla. Si mueves la esponja o brocha haciendo rayas irás retirando la base de las zonas donde ya ha sido aplicada. Aplica tu base con golpecitos suaves y sólo arrastra en zonas como la línea del pelo, orejas, mandíbula y cuello.
  7. Contorno de ojos: existen productos específicos para el contorno de ojos, ya que la piel es sumamente delgada.
  8. Si tu piel es grasa y tienes granitos o sufres de rojeces, no intentes taparlos con una doble dosis de base, mejor cúbrelos con un corrector de color verde para un resultado más efectivo y natural.
  9. Ten mucho cuidado con las diferencias de color entre mandíbula y cuello. No apliques maquillaje directamente al cuello, sólo pasa la esponja, brocha o tus dedos con el excedente de producto, luego de terminar con tu cara para llegar a un resultado homogéneo y sin excesos. Lo mismo puedes hacer con zonas como las orejas. La diferencia de color entre la cara y el cuello puede tener dos causas: no haber escogido una base del mismo tono que la piel o no difuminar lo suficiente.
  10. Si al terminar de aplicar la base, te das cuenta que el resultado no te gusta o existen zonas disparejas, no intentes arreglarlo con mas base. Es mejor lavar y volver a empezar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.