10 Consejos para la aplicación de autobronceante

autobronceante

Comienza la época de calor, y empezamos a vestirnos exponiendo más nuestra piel. Los que prefieren protegerse de los dañinos rayos UV, encuentran en los autobronceantes, una excelente opción para adquirir un color dorado. El problema es que muchas veces, estos productos son mal aplicados, obteniendo manchas y malos resultados.

El mercado ofrece diferentes tipos de formulaciones de autobronceante que pueden contener filtros UV, agentes humectantes y productos aceleradores de bronceado como vitaminas y aminoácidos específicos. Es importante recalcar que cualquier tipo de autobronceante otorga un “bronceado artificial”, por lo que si te expones a los rayos UV, debes proteger tu piel con un factor adecuado (si el producto no lo contiene). Siempre elige protección solar de SPF 30 o superior, con protección de amplio espectro (UVA / Protección UVB) y que sean resistentes al agua.

El principal activo de los productos autobronceantes es la dihidroxiacetona. Es un azúcar que se obtiene de la caña de azúcar. Su poder de coloración se debe a las reacciones del azúcar con los aminoácidos de la queratina de la piel. Hay formulas de autobronceantes que contienen otros ingredientes activos como la juglona que se obtiene de las cáscaras de nuez y la lawsona, la cuál proviene del Henna.

10 Consejos para la correcta aplicación de autobronceante

  1. Exfoliar la piel: Nuestra piel se renueva aproximadamente cada 21 días, si aplicamos autobronceante sobre células muertas, lo más probable es que dure poco el color. Si exfoliamos la piel previamente, obtendremos un bronceado más parejo y duradero. Preocúpate de exfoliar especialmente de las zonas donde la piel es más gruesa (los codos, las rodillas y los tobillos)
  2. Las depilaciones o decoloraciones deben hacerse un día antes, para evitar irritaciones.
  3. Piel limpia y seca: preocúpate de que tu piel esté seca al minuto de aplicar el autobronceante. Tendrás un resultado más parejo.
  4. Aplicar el autobronceante primero en brazos y piernas, luego en el tronco y masajear con movimientos circulares.
  5. Áreas donde la piel es más gruesa (rodillas, codos y tobillos), absorben más autobronceante que el resto de la piel. Lo ideal es diluir el producto, frotando suavemente con una toalla húmeda o aplicar una capa delgada de crema sobre el autobronceador.
  6. Lava tus manos con agua y jabón, luego de aplicar en cada parte (brazos, piernas tronco) para evitar que las palmas queden de color naranjo.
  7. Dejar secar bien antes de vestirte: Una vez seco se pueden usar desodorantes, perfumes o maquillaje. Espera al menos 10 minutos antes de vestirse. Durante las siguientes tres horas, lo mejor es usar ropa suelta y tratar de evitar hacer deporte u otra activada que te haga transpirar.
  8. Mantener la piel hidratada.
  9. Los días en que aplicas autobronceante debes evitar el uso de productos que contengan sustancias exfoliantes, peelings, irritantes o medicamentosas como ácido retinoico y antibióticos tópicos. El resultado pueden ser manchas.
  10. Evitar la exposición solar durante 24 horas de haber aplicado el producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title