Aceite de Argan para el pelo y piel

aceite de argan
El Aceite de Argan proviene del árbol de Arganda Spinosa, que crece sólo en el suroeste de Marruecos y es considerado el “oro líquido” por las personas que lo utilizan para cuidados dermatológicos. En Chile ya es conocido por su propiedad de regenerar la piel, como anti arrugas y tratamiento para mejorar el aspecto del pelo.
El aceite de argán es rico en ingredientes naturales que benefician la renovación y regeneración celular. Además posee un alto contenido de vitamina E, poderoso antioxidante que además estimula el crecimiento natural del pelo. Este aceite contiene un 80% de ácidos grasos esenciales (50%  ácido linoleico, 15% ácido alfalinoleico, 12% ácido oleico, 1%  ácido araquidónico, 3% ácido gammalinolenico). El argán tiene mayor concentración de ácidos grasos esenciales y ácidos linoleicos que el aceite de oliva o de almendras. Además puede ser usado en pieles grasas ya que no es comedogénico (no obstruye los poros) como otros aceites (rosa mosqueta por ejemplo), incluso es recomendado para recuperar la piel de las marcas y cicatrices provocados por el acné.
Características del Aceite de Argán
A minuto de comprar aceite de argan, es importante que te fijes su contenido, ya que muchos productos tienen muy bajas concentraciones del aceite, ya que es muy caro. También debes fijarte en las características del aceite, sobre todo si lo compras en formato natural. El aceite de argán no debe tener un olor extraño ni desagradable, si es así, significa que ha sido prensado en frío de semillas de argán no tostadas. También debe tener un color dorado intenso, si es demasiado claro, indica que ha sido excesivamente refinado. Otras de las características típicas de un aceite puro de argán es su capacidad de rápida penetración, sin engrasar la piel.
Usos del Aceite de Argán:
  • Quemaduras y grietas, eccemas, psoriasis, o cualquier alteración cutánea. Ideal para cuidar el cuero cabelludo, hidratación y nutrición de tu pelo. Le dará brillo y resistencia al pelo seco, apagado y quebradizo. Eso se debe a su contenido en lupeol, que favorece la generación de queratinocitos, células que producen la queratina, principal componente de  epidermis, uñas y pelo.
  • Para realizar masajes corporales, por su aporte en vitamina E, aportando hidratación, nutrientes y suavidad a la piel.
  • Se recomienda su uso en quemaduras solares e irritaciones cutáneas, aliviando el ardor, picazón, quemazón y tirantez. Para uñas quebradizas o abiertas en capas. Las fortalece y protege de las agresiones externas.
  • Alivia el dolor en las articulaciones y es muy popular para masajes corporales
  • Es un buen antiséptico. Se puede usar para limpiar las heridas y para el cuidado de la piel en general.
  • Tiene efecto fungicida.
  • Acción anti-edad: da a tu piel un aspecto más terso, suave y limpio, ya que actúa como un regenerador de la piel
  • Puede ser recomendable para actuar contra el acné y atenuar sus cicatrices y marcas.
  • Mezclado con aceite de oliva, el argán puede ser un buen protector solar para tu cabello
  • Si lo mezclas con limón, el aceite de argán constituye un potente revitalizador de las uñas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title