10 Errores comunes de personas con piel grasa

piel grasa errores

Las personas que tienen la piel grasa tienen exceso de brillo, espinillas y puntos negros, una piel más gruesa y los poros más dilatados. Las principales causas de la piel grasa son el factor hereditario y las hormonas. La piel grasa siempre necesitará de cuidados y productos especiales, muchas veces se cometen errores graves debido a creencias populares que pueden agravar aún más la situación.

10 Errores que cometen las personas con piel grasa

1. Abusar de productos astringentes:

Los productos astringentes están encargados de eliminar el exceso de sebo de la piel, pero cuando abusas de ellos, es probable que tu piel reaccione de manera contraria, produciendo aún más grasa con el fin de reponer lo perdido. Los productos especiales para piel grasa deben ser suaves y que no generen irritaciones. Basta y sobra con  usarlos en la mañana y en la noche.

2. Abusar de la limpieza facial 

Si bien es cierto que una piel grasa debe estar limpia para evitar la proliferación de granitos, el exceso de limpieza puede provocar en tu piel una fuerte deshidratación. Al igual que el uso de astringentes, la limpieza de la piel debe ser realizada en la mañana y en la noche, con productos suaves y específicos para este tipo de piel. 

3. Abusar de los exfoliantes:

Lo mismo ocurre con la exfoliación. Los geles y las mascarillas exfoliantes aceleran el proceso de regeneración celular. Úsalos semanalmente o dos veces por semana, no te excedas en su aplicación. Si tu piel es sensible, preocúpate de que el masaje exfoliante sea suave y que los productos que utilices sean específicos para tu tipo de piel.

4. Tocar tu piel:

Evita tocar tu cara, especialmente con las manos sucias, las bacterias que usualmente hay en nuestras manos, puede agravar la situación. Recuerda siempre lavar tus manos antes de aplicar productos en tu cara.

5. Reventar los granitos:

El error más común es sin duda tratar de reventar los puntos negros y espinillas. No lo hagas! Puedes provocar feas cicatrices y lo más probable es que infectes aún más el granito que intentas reventar. Lo recomendable es realizar limpiezas de cutis de manera regular con instrumentos que sean higiénicos y con una previa preparación de la piel (vapor y productos que ablandan los granos para poder extraerlos más fácilmente).

6. Alimentación y granitos:

Muchos aseguran que al comer ciertos alimentos su cara se llena de granos, pero no existen estudios que comprueben esta teoría. Si existe una vinculación pero en ningún caso la alimentación puede ser la causal del acné.  Para saber más de este tema te invito a leer el post de Relación entre acné y alimentación.

7. Usar cremas no adecuadas:

Si tu piel es grasa, debes usar cosméticos libres de aceites y productos no comedogénicos (que no obstruyen los poros). He visto casos de amigas que usan cremas no adecuadas para su edad (para pieles envejecidas), que aportan lípidos y nutrientes que pueden provocar una saturación de la piel y con ella más granitos. Debes usar cremas de acuerdo a tu edad y tipo de piel y nunca en exceso. Las cremas para pieles mayores aportan nutrientes que tu piel fabrica de manera natural y generalmente son mucho más caras. No tires tu dinero a la basura!

8. Usar maquillaje inadecuado:

Las bases líquidas, en barra y/o en polvo resultan diferentes según tu tipo de piel. Una base de maquillaje para piel grasa debe ser no cremosa y libre de aceite. En cambio, una base de maquillaje en polvo o compacta hará lucir una piel seca aún más deshidratada.

El maquillaje mineral por ejemplo, es un buen aliado para pieles grasas, permite que la piel respire, es suave y ligero, no irrita, no contiene aceites y no es comedogénico.

9. Creer que el sol es la solución:

La exposición solar genera una falsa mejoría en muchos casos de acné y piel grasa, pero cuidado que el efecto sólo es temporal. Al contrario, el efecto a largo plazo puede ser catastrófico. Los rayos UV pueden producir cicatrices y manchas muy difíciles de borrar en la piel. Usa productos de protección solar especialmente formulados para piel grasa. El acné frecuentemente mejora en el verano, pero debes tener cuidado con el sol.

10. No hidratar: 

No debemos confundir el concepto de grasitud con hidratación. La capa más superficial de la piel contiene agua y grasa, la concentración que tenga de cada uno de estos elementos determina el tipo de piel. Así pues, nuestra piel puede ser grasa y estar deshidratada, al mismo tiempo. Todas las pieles necesitan hidratación, lo importante es saber elegir el producto adecuado, que sea no comedogénico (que no obstruya los poros), que sea de textura liviana a base de agua y especialmente formulado para piel grasa (con elementos sebo reguladores y matificantes).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title